Fasciopatía Plantar

By 04/07/2016Consejos

¡Hola desafiantes!

Ya queda menos para el gran día, y una vez más desde Fibras queremos aportar nuestro granito de arena en este apartado de consejos terapéuticos de cara a la competición. En esta nueva entrega haremos alusión a una de las patologías más sufridas por los nuevos runners, la famosa fascitis plantar o fasciopatia por microtraumatismo repetitivo en la planta del pie.

La fascia plantar es una estructura formada por tejido conectivo que abarca la región plantar del pie y se proyecta desde el calcáneo hasta la base de los dedos. Su función en carrera es administrar la energía del impacto y proyectar una mayor fase de despegue en la zancada. Para ello debe de tener unos componentes de elasticidad y fuerza equiparables, ya que una pérdida de fuerza provocará un desprendimiento del arco plantar, y una pérdida de elasticidad un pie cabo.

Es importante hacer alusión a músculos que estabilizan el arco plantar para tenerlos en consideración en patologías asociadas a la fascia. Estos son el peroneo lateral largo, tibial anterior y posterior y el flexor superficial.

  • Síntomas y signos: el síntoma principal es el dolor y rigidez localizada en la cara plantar del pie. Este dolor es mayor al iniciar la actividad, bien en los primeros pasos de la mañana o al incorporarse tras una fase de reposo. Además también puede manifestarse tras una actividad que suponga un gran esfuerzo o al subir y bajar escaleras. La aparición de este dolor puede ser progresivo (“me molesta a veces”, “solo me duele cuando entreno mucho”) o presentarse de manera repentina (“me empezó a molestar de la noche a la mañana”).
  • Etilogía: el tejido de la fascia plantar, es un tejido expuesto de manera casi continua a fuerzas de tensión y comprensión (microtraumatismos) que sumado al poco, por ello el exceso de carga, en distancias largas, terrenos desfavorables que combinado con calzado inadecuado desembocará en dicha patología. La debilidad del músculo sóleo y una avanzada edad con pérdida de elasticidad de la fascia puede tener las mismas consecuencias. Como factores novedosos debemos considerar el acortamiento de la musculatura isquiotibial, que combinado con la postura en pronación y un pie en posición equina durante el tiempo de sueño, favorece la aparición de la FP.
Fasciopatia Plantar 01
  • Exploración: en primer lugar debemos valorar la estática del pie y observar si presenta un arco plantar excesivo (pie cabo) o por el contrario, un arco plantar reducido (un pie plano), y en la inspección visual si se presenta acompañado de hinchazón, enrojecimiento o dolor a la palpación. Debemos descartar la existencia de un espolón en el calcáneo.
  • Diagnóstico: se obtiene un diagnóstico a través de la exploración, es un diagnóstico bastante sencillo y rápido a través de una palpación directa sobre el tejido dañado, si el dolor es muy intenso puede recurrirse a otras técnicas como la ecografía o radiografías para descartar otro tipo de lesión. Un diagnóstico adecuado es fundamental para abordar con el tratamiento adecuado el pie lesionado.
  • Tratamiento médico: uso de AINES (antiinflamatorios), estiramientos de la musculatura insertada en el talón, intrínsecos y de la musculatura flexora de los dedos del pie), aplicación de frio y dispositivos ortopédicos que reduzcan la tensión de la fascia plantar. Sería muy interesante hacer un estudio de la pisada, para evaluar posibles alteraciones en la estática/dinámica de la marcha y la carrera, en el caso de no evolucionar se contempla la posibilidad de un abordaje quirúrgico.
  • Tratamiento fisioterapéutico: el tratamiento de la fasciosis plantar es simple y bastante efectivo, pero con un periodo lento de recuperación. El abordaje desde fibras incorpora el uso de terapia celular activa (Indiba Activ Therapy), que acelerará el proceso de recuperación y cuyo beneficio se apreciará desde el primer momento. Las sesiones en un principio irán focalizadas a un descenso de la inflamación y dolor, recuperación de la funcionalidad, por último insistiremos en fases de readaptación al entrenamiento y tolerancia a la carrera. Para ello además de la integración del equipo (Indiba) en todas las técnicas manuales (masaje, manipulaciones, estiramientos, trabajo activo) recurriremos a técnicas como el uso de vendajes, punciones  y terapias extraconsulta (ejercicios domiciliarios). Es importante insistir en un apoyo terapéutico multidisciplinar, en el que se analicen posibles causas intrínsecas o extrínsecas de la lesión.

A continuación adjuntamos una serie de fotografías propias del abordaje de fisioterapia.

  • Pronóstico: Favorable en caso de un abordaje a tiempo. En caso de que el abordaje no se realice en plazos de tiempo asequibles, las complicaciones aumentan ocasionando un trastorno que puede derivar en la cronicidad de la lesión.
  • Prevención: En caso de molestia es muy recomendable hacer un estudio biomecánico de la pisada analizando las posibles alteraciones del pie. Atención a los factores extrínsecos que pueden repercutir en nuestros pies como el calzado, el terreno de entrenamiento, la alimentación o factores climáticos.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.