Afinamiento

Faltan pocos días para el día D; con D de DESAFÍO, claro.

Nuestra preparación ha sido larga y densa. Cargada de kilómetros, horas de trabajo y metros de desnivel acumulado. Ha llegado el momento de establecer la estrategia que nos permita optimizar y sacar el máximo rendimiento de todo este proceso; con el fin de llegar a la salida del día 30 con todos los dispositivos al 100%. Llega el momento del AFINAMIENTO.

«Ponerse en forma no es realmente complicado. Lo realmente difícil es alcanzar el pico máximo en el momento exacto» -Steve Magness-

Estos últimos 15 días son de vital importancia, ya que todo lo que hagamos puede influir positiva o negativamente en como llegamos a la competición

La primera cosa a tener en cuenta es que los beneficios de una sesión de entrenamiento tardan en manifestarse entorno a los 10 días. Lo que esto nos viene a decir es que, a partir de ahora, cualquier entrenamiento que suponga un estímulo no tendrá reflejo positivo en la competición; pues nuestro cuerpo no dispone del plazo suficiente para asimilarlo y adaptarse a él. Es más, el riesgo que corremos es que se produzca un elevado nivel de fatiga y que no podamos recuperar al 100% antes de la competición.

De esto se extrae que, lo que se persigue en la FASE DE AFINAMIENTO es permitir que los procesos de regeneración potencien al corredor mental y físicamente. Al tiempo que se realiza la suficiente cantidad de trabajo para que no haya una caída en el estado de forma o se produzca el temido efecto rebote.

Basándonos en la evidencia científica (Al que le interese profundizar recomiendo ver metaanalísis de Iñigo Mujika, «Tapering and Peaking for optimalperformance«) vamos a establecer unos principios sobre los que construir una estrategia de afinamiento que se traduzca en un aumento de nuestro rendimiento en competición.

– DuraciónDOS SEMANAS
– Volumen: Disminución progresiva de entre el 40 y el 60%
– Intensidad: Se MANTIENE (pero teniendo muy en cuenta la disminución del volumen)
– Frecuencia: Se AMPLIA moderadamente.

Como se ha dicho, esto son pautas generales. Las que según la literatura científica han arrojado mejores resultados prácticos. No obstante, el entrenamiento no es un conjunto cerrado de fórmulas; sino, más bien una serie de pautas que bien combinadas e individualizadas aumentan las probabilidades de éxito.

De momento olvídate de esa tirada larga de última hora o de ese gran entrenamiento para buscar confianza. Ni tu cuerpo, ni tu cabeza realmente lo necesitan. A estas alturas simplemente ESTÁS LIST@. 

DISFRUTA DE TU DESAFÍO

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.